Sugerencias en el mundo del vino

Inicio Noticias Sugerencias en el mundo del vino
Sugerencias en el mundo del vino
Sugerencias en el mundo del vino
2014-06-25 19:13:00
El vino se debe tomar a una temperatura adecuada que le permita conservar sus aromas y su sabor

Sugerencias en el mundo del vino


El vino se debe tomar a una temperatura adecuada que le permita conservar sus aromas y su sabor.  En los tintos con crianza a menor temperatura se pierden los aromas y se reduce su sabor, y a mayor temperatura aumenta la sensación alcohólica. En los blancos, principalmente las notas de fruta blanca, cítricas, florales permiten temperaturas de servicio menores.


Por una vez, ciertas normas de servicio de los vinos debieran cumplirse para disfrutar al máximo de este alimento. Aunque no es una ciencia exacta y siempre dependerá del gusto de las personas que vayan a beberse el vino, una costumbre con un punto de lógica es la siguiente.


Vinos blancos del año sin barrica y rosados: entre los ocho y los diez grados de temperatura sería una temperatura adecuada para empezar la botella, y mantenerlo durante la comida entre esos ocho-diez y un máximo de doce grados.


Vinos blancos con barrica: servicio del vino entre los 10 y los 12 grados, y dependiendo de la calidad del mismo, llevarlo hasta un máximo de 14 grados.


Vinos tintos jóvenes sin barrica o con un máximo de cuatro-seis meses, la llamada semicrianza o «roble»  que se sirva el vino a 14 grados y que se mantenga entre 14-16 grados durante toda la comida.


Vinos tintos con crianza: la temperatura de servicio debería estar en 16 grados, y 16-18 grados su consumo durante toda la comida. Siempre teniendo en cuenta las cualidades del vino, la época del año y los gustos de cada uno, podríamos ir hasta los 20 grados. Más allá, no auguramos nada bueno.


Quienes quieran iniciarse en el mundo del vino, deben alejarse de la falsa creencia que reza: hay que saber mucho sobre él para poder disfrutarlo. Sobre todo jóvenes, que quieran aproximarse, deben hacerlo pensando que se trata de oportunidad para darle un giro a los encuentros con amistades y a las reuniones.


Aquí proponemos algunos pasos que resultarán sumamente sencillos para los jóvenes y, claro, para todo aquel que quiera sumarse a la exquisita costumbre, que es todo un estilo de vida.


Iniciarse probando vinos jóvenesEstos vinos resultan mucho más frescos y para un primer acercamiento, son ideales. En el caso de las uvas blancas destaca por su frescor la uva chardonnay y en cuanto a la uva tinta, se pueden considerar los vinos elaborados a base de la uva  merlot.


Investigar, leer, preguntarCuando nuestro paladar se haya decantado y haya manifestado su complicidad con un tipo de uva, entonces sí: comenzamos a investigar todo sobre ella. Su origen, regiones de producción, casa o bodega que la trabaja, saber todo sobre ella.


Ser atrevido: Aventurarse y conocer otros vinos hechos a base de esa uva que nos gusta. Catar algunos con más cuerpo.


Incorporar la comida para hacer armonías sencillas: Esto hará que tengamos una percepción diferente del vino, pues al combinarlo veremos cómo se complementa. Sugerimos quesos frescos, canapés muy ligeros y chips informales.


Iniciarse sin temor en el mundo de las catas: Participar en algunas y percibir el vino como un producto amigable. “Cuando se llegue a este punto, ya se sabrá de manera sensorial cómo es esa uva que nos gusta, ya se conocerá un poco más, gracias a la investigación de las bodegas, y  entonces la aproximación a la cata será mucho más placentera; la aproximación a lo técnico no debe verse como algo complejo, sino como algo que enriquecerá la experiencias”.


Compartir el vinoNo tener miedo al incorporar el vino a las reuniones, al contrario, hacerlo con confianza. Para esas primeras reuniones, se puede probar con vinos más económicos, por lo general son jóvenes y apelan a un amplio rango de paladares.


Al momento de servirlo: Tener presente que los vinos jóvenes se sirven a una temperatura que ronde los 8 o 10 grados para los blancos y los tintos entre 12 y 14 grados. La copa que se recomienda es una sencilla de vidrio o cristal, que sea cómoda de manejar, no debe ser muy grande.


Cuidar la atmósfera y detallesPensar con qué tipo de música se quiere acompañar, planificarlo antes. El ritmo al momento de consumir el vino también es importante. Hacerlo de forma pausada, y para prolongar la noche, lo que se recomienda a beber agua entre cada copa de vino. Recordar que el vino no es una bebida para calmar la sed.


Conocer un viñedo: Organizar un viaje con destino a alguna bodega o a alguna región vinícola complementará nuestra relación con el producto, gracias a los paisajes y a que se tendrá la oportunidad de apreciar la forma de producción.


 

Bodegas Viñas del Vero Rincón del enólogo Fermín Marco, Carnicería artesanal Salón del Magnun Ruta del vino somontano Visitaragón - Central de reservas de Aragón
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.