La ausencia de lluvias aceleran la vendimia en la Denominación de Origen Somontano

Inicio Noticias La ausencia de lluvias aceleran la vendimia en la Denominación de Origen Somontano
La ausencia de lluvias aceleran la vendimia en la Denominación de Origen Somontano
La ausencia de lluvias aceleran la vendimia en la Denominación de Origen Somontano
2016-09-13 19:07:00
Ya se ha recogido el 40% de una cosecha que rondará los 16 millones de kilos de uva. La ausencia de precipitaciones está teniendo un efecto directo en los viñedos de la Denominación de Origen Somontano.

La ausencia de lluvias aceleran la vendimia en la Denominación de Origen Somontano


Ya se ha recogido el 40% de una cosecha que rondará los 16 millones de kilos de uva


La ausencia de precipitaciones está teniendo un efecto directo en los viñedos de la Denominación de Origen Somontano. Las elevadas temperaturas y un agosto –y lo que llevamos de septiembre- sin lluvias (a excepción de la caída en la noche del viernes de forma tibia) están haciendo madurar la uva y las bodegas se afanan en la vendimia. La cosecha comenzo la tercera semana de agosto dentro de los parámetros habituales para la denominación y con unas perspectivas que invitan al optimismo, a juzgar por la calidad de la uva.


Si bien, en lo que llevamos de vendimia, la treintena de bodegas que forman parte de la marca Somontano han acelerado su ritmo de recogida, y la vendimia ha llegado al 40%. A este ritmo, la recolección terminará antes de final de mes, aunque en las variedades que se cultivan en los viñedos con mayor altitud se prolongará hasta octubre. Todo ello si las precipitaciones no aparecen.


Donde más se está notando la ausencia de lluvias es en el 40% del viñedo. La D.O. Somontano tiene en producción unas 4.000 hectáreas. El 60% restante son de regadío. Y en esta superficie la uva está madurando en óptimas condiciones.


«El ritmo de vendimia es muy alto porque no está lloviendo y la uva está madurando de forma muy acelerada. Si no llueve estos próximos días, en unos diez días habrá un acelerón fuerte. Tenemos alguna ligera previsión de lluvia que siempre sería bienvenida, porque la planta está muy apurada, y la uva se lavaría y podría madurar un poco mejor. Pero en las parcelas de regadío, se está comportando bastante bien», señala el presidente de la D.O. Somontano, Mariano Beroz.


La ausencia de lluvias también tiene, por otro lado, un aspecto positivo. La planta ha madurado antes y sin enfermedades. «Temperaturas altas y sin humedad están haciendo que la uva entre sana. El viñedo en regadío nos está dando una uva de mucha calidad que ya tenemos en bodega», dice Beroz.


Su afirmación coincide con la catalogación que hacían días atrás los enólogos de las tres principales bodegas de la D.O. Somontano y con mayor producción (Viñas del Vero, Pirineos y Enate) que hablaban incluso de que esta añada será histórica por la calidad que auguran a sus vinos.


Para garantizar que la uva entre fresca en sus bodegas, se está procediendo a vendimiar durante la noche y la madrugada.


Cosecha corta


Sin duda la mayor consecuencia de a la ausencia de lluvias estará en la merma de la recolección, que se espera sea un 10% inferior a la de la pasada campaña. Las estimaciones del Consejo Regulador son rondar los 16 millones de kilos de uva. Con ellos se elaborarán 15 millones de botellas de vino y por primera vez en varios años, la D.O. Somontano estará en disposición de vender toda su producción, si el mercado se comporta como lo está haciendo hasta la fecha.


«El rendimiento en el viñedo está en la media de producción de la D.O. Somontano. El año pasado estuvimos en 18 millones y este año estaremos rondando los 16. Es una cantidad buena para que las bodegas puedan procesar esa uva y vender toda la producción, que supondrá un crecimiento en valor de la D.O. tanto para las viticultores como los bodegueros», apunta Beroz.


El nivel de ventas está aumentando gracias al buen comportamiento del mercado nacional, donde Somontano vende el 70% de su producción y está considerada como una de las mejores marcas junto con Rioja o Ribera del Duero.


El 40% restante de la producción se centra sobre todo en los países europeos no productores (Benelux y centro Europa), y se están abriendo nichos de mercado en América y en Asia, con China y Japón como países emergentes en el consumo del vino.


Desde la D.O. Somontano confían en acabar el año con un crecimiento del 10% lo que equivaldría a alcanzar el horizonte de los 15 millones de botellas. «Parece que estamos ya en ese punto de equilibro y en 2017, cuando se venda la producción de este año, podríamos vender una cantidad de botellas muy parecida a la cantidad cosechada, por lo que la salud de la D.O. será fantástica», apunta el presidente. A este objetivo se sumarán la producción de dos importantes bodegas: Sommos y Laus, que por problemas económicos no estaban en producción.


 
Bodegas Viñas del Vero Rincón del enólogo Fermín Marco, Carnicería artesanal Salón del Magnun Ruta del vino somontano Visitaragón - Central de reservas de Aragón
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.